imagen camiseta peruana de futbol al mundial

Y no fue resultado de acordes sublimes o vocalizaciones excelsas, sino del humor de un ítalo-iberogermano-chileno-argentino apodado Bigote Arrocet. Sin hacer nada del otro mundo, los vikingos contuvieron a un rival frágil en defensa y espeso en ataque. Además en ocasiones especiales (sobre todo en categorías inferiores) se combinó la camiseta roja con los pantalones y medias blancos del primer uniforme, siempre en función de la vestimenta de los rivales.